Gonzalo Rojas

Página

n. 20-12-1916, Lebu, Chile
f. 25-04-2011, Santiago, Chile

Poesía de deslumbramientos e interrogaciones. Habla desde un espacio desamparado, indagando con voz desnuda y fracturada. El discurso es insuficiente ante su propia demanda intransigente; se enfrenta armado de sílabas y silabeos. Cuestiona los órdenes del discurso y busca en los límites del lenguaje poético.

Estudió Derecho y Literatura en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Fue profesor de Estética Literaria y jefe del departamento de Castellano en la Universidad de Concepción. Profesor en la Universidad de Utha, Estados Unidos. Organizó a partir de 1958 los famosos Congresos de Escritores en Concepción, que reunieron a los escritores más destacados de la literatura latinoamericana. Fue diplomático en China y Cuba. Ejerció la docencia en Alemania Oriental y Venezuela. Ha recibido numerosos premios internacionales: Premio Reina Sofía de España, Octavio Paz de México y José Hernández de Argentina, además del Premio Nacional de Literatura de Chile en 1992. Invitado permanente a Encuentros de escritores y Ferias del libro de diversos países.

Gonzalo Rojas ocupa un importante lugar entre los poetas de la literatura chilena. Sus textos han sido traducidos a varios idiomas y se le estudia en diversas naciones.

Libros de Poesía: La miseria del hombre (1948); Contra la muerte (1964); Oscuro (1977); Transtierro (1978); Críptico y otros poemas (1980); Del relámpago (1981); 50 poemas (1980); La furia (1983); Dos desnudos (1985); El Alumbrado (1986); Antología del aire (1986); El alumbrado y otros poemas (1987); Antología personal (1988); Materia de testamento (1988); Desocupado lector (1990); Zumbido (1991); Cinco visiones (1991); Las hermosas poesías del amor (1992); Carta a Huidobro y morbo y aura del mal (1994); Tres poemas (1996); Río Turbio (1996); Pacto en Teillier (1996).

Palabras de Gonzalo Rojas que dan luz sobre su personalidad

“A las mujeres les atrapa y atrae el modo fisiológico y metafísico en que las describo en mis poemas. Yo no soy santo ni mucho menos, pero para mí todo lo erótico, genuino, verdadero y hondo contiene un grado de sacralidad: el parto es sagrado, el orgasmo es sagrado, el diálogo tierno y amoroso de la mujer con el hombre también tiene su lado sacro”.

“Yo he escrito mucho y si no he publicado es porque no se me da la gana, porque no le creo al éxito y no tengo impaciencia por figurar”

Frases recogidas al azar…

En 1968, en el Congreso Internacional de La Habana, Julio Cortázar señala: “estoy hablando de Gonzalo Rojas, que le devuelve a la poesía tantas cosas que le han quitado”. En ese mismo momento lo define como “poeta de rescate”, juicio que, según Rojas, es el que más le ha halagado, por acertado.

“Como dije al principio, yo no soy erudita, sólo he querido que todos conozcan el valioso legado que nos deja ésta especial persona que por esas jugarretas del destino le tocó nacer en nuestra ciudad, que como ya vimos tuvo que luchar mucho para mostrar su talento, si bien pudo dejarlo todo de lado al recibir fuertes críticas por su primera obra, demostró su especial talento. Eso es lo que todos debemos hacer, seguir adelante con lo que nos propongamos como lo hizo éste hombre destacado Don Gonzalo Rojas Pizarro”. Martina Saldivia de 13 años, en el concurso Vida y Obra de Gonzalo Rojas organizado por la Biblioteca Municipal de Lebu.

Anuncios

2 comentarios en “Gonzalo Rojas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s