DESCUBRIENDO PARTE DE TI (…LEBU)

Estándar

de BETZABE GONZALEZ SANTI

Llego siempre después de una eternidad.
Aquí te abrazo y siento como el aire suave y
leve, envuelve completamente mi piel.
Me has ofrecido tu compañía a principios
de la aurora.
Estamos solos, tu y yo.
Contemplamos como ese astro luminoso
muestra sus primeros rayos tras las montañas
y nos saluda amablemente.
Luego de una pequeña charla, el curioso
recorrido, es la búsqueda del secreto
escondido en algún rincón de ti.
Comienzo la aventura, desde allí, donde nace a
diario un nuevo amanecer.
Puedo divisar; los recuerdos históricos ya casi
olvidados por gente heredera del silencio eterno.
El gran esfuerzo perdido, hoy, ecerrados en la oscuridad del pasado.
Un océano tan tuyo, rompe los límites externos, atiendo cada oleaje barahúnda chocando
contra inocentes rocas.
Siendo las aguas muy astutas para robar y
favorecer la subsistencia a quienes necesitan.
Desde ahí logro percibir las brisas, enredándose en mis cabellos frágiles ante una solemne virgencita, quien presta amparo a pobladores turbados.
Mientras avanzamos, perdemos el rumbo de muestro camino.
Detengo mis pasos. Mirada asombrada suelo demostrar. Recuerdas haber sido el refugio, el héroe, frente a numerosos gritos débiles
como yo en tiempos de contienda.
Estoy exhausta, es donde me socorres
llebando esto a un magnífico final.
Pues, el atardecer nos ataca, despide su reluciente luz, para recibir noches tierna, tranquilas…
Me siento orgullosa, al obtener este privilegio,
al analizar la magia de un mundo encantado.
Algunos, menospreciaron tu valor, tu sitio inmaculado, otros han imprecado de envidia,
creciendo hací el resentimiento en contra.
Quedas tétrico por un instante ¿…y yo?
Yo me alejo acordando reencuentros
en una próxima oportunidad.
Antes, Has saciado un regalo, un tesoro primordial
en mi…tu sincera amistad.
Lo pude captar mediante la inteligencia
de tu naturaleza propia.
En fin.
Solo puedo dar por conclusión que:
“Los secretos continúan siendo un misterio para mi”
¡Nunca dejarás de sorpenderme!