COMO TODAS LAS COSAS

Estándar

Jonathan Pérez

Como todas las cosas, tienes algo que me gusta;
Esos ojos abrumadores y claros donde descansan los míos.
Aun así, beso esos labios;
Voladores alicaídos del cielo infinito.

Mas si sé, que como todas las cosas,
Abusas de un brillo muerto para hacerte bella.
Deslumbras entonces el mirar de mis ojos consolados y fáciles.

Sin verte, cosa mía, tropiezo con tu piel,
Alcanzando a oír el estertor de tus poros maromeros.
Posas para mí, como todas las cosas, exánimes pero tibias
.
¡Te lloro, cosa mía, te lloro!
Brotándome doloridas lagrimas por tus manos inertes,
Que como un cuadro lejano y solo gritan tras sus paredes fúnebres

Y el ruido lo haces canto y estela de rocío,
Como una cosa,
Sin alma, sin vida.

III.

Como va mi señora escribiendo Pan en cada corte,
En cada verso filoso de viento fresco.
¿Por que de seguirte Laguna Almendra?
¿Acaso no corren palomas blancas en tu nombre?

Tu velo, mi señora
Arsenal de sombra y náuseas frías;
Va hecha melancolía en la espada del hombre.

Quisiera en llanto, Dueña mía, tallarte a cincel de flor
y hacerte garganta sonora de mi voz.

Vas corriendo, abandonándome
en la primera piedra que ensucia tu ropa
y así, sola, te adormeces
Dejándote perder por tu insigne beldad,
Como un corpúsculo infinito de rajadas manos al atardecer

Anuncios

LAS ESTACIONES

Estándar

Sergio Castro

Las flores no me gustan a menos
Que estén marchitas sobre los muertos
Mis ánimos se alejan como polen al viento
En primavera y siempre mas me deprimo con el tiempo

Odio al sol pegándome en la cara
Riéndose de mis logros son nada
Intocable y soberbio lo protegen sus llamas
Lo aborrezco, solo la noche en verano me calma

El calor se hace escaso, me vuelvo hematófago
Soy estúpido y loco a la vista de otros ojos
Me gusta el ambiente, pero igual de mi rostro
Imparables caen las lágrimas como hojas en otoño

El hermoso invierno llega y estoy muriendo
Y este frío se hará en mi cuerpo eterno
Seré la lluvia que caiga en tu cuerpo etéreo
Y mi existencia será un débil eco en tus pensamientos