Manuel Torres Leal

Estándar

Es de la ciudad de Lebu. Su creación poetica va desde las poesías escolares, poemas patrióticos y versos de exaltación y cariño por Lebu y su gente.

Mini-Biografía

Manuel Torres Leal, es profesor normalista. Su estilo literario, como él lo define, es la creación poética, su género la poesía. En cuanto a la temática, su creación poetica va desde las poesías escolares, poemas patrióticos y versos de exaltación y cariño por Lebu y su gente.

Su trayectoria indica diversas inquietudes incursionando en la escritura, el teatro y el periodismo. Algunos datos interesantes:

– Participante activo del Ateno Normalista (1953-1958)
– Director de la rama de periodismo del centro de alumnos de la escuela normal.
– Director de la revista “Los Pinos” de la escuela normal de Victoria.
– Participante en numerosos concursos literarios de nivel local, regional y nacional.
– Invitado y participante a la Primera Reunión de Poetas y Escritores de la octava región (1984).
– Creador de poesías y obras de teatro escolar.
– Actual director de escuela F-782, Boca Lebu.

DE TU AUSENCIA…

De tu ausencia el corazón me habla
Dolido en el silencio sigue preso,
Busco en tus ojos la alborada clara
Y sólo encontró tristezas y oscuros sentimientos…

De tu ausencia me quedan los recuerdos
De aquellos días llenas de alegría,
De esas tardes de locas despedidas
De esos suspiros que llenaron mi existencia

De tu ausencia, ya no queda nada
Se perdió el embrujo que me envolvió un día
Tu sonrisa se perdió en la noche
Y yo me perdí en una extraña nube de tinieblas.

De tu ausencia, recuerdo tu sonrisa
Aquella que me invitaba a la vida
A soñar con un futuro no lejano dejando de lado el infortunio

De tu ausencia, al final de este sendero
He recogido en la sombra de la noche
Tu desdén, tu cariño caprichoso
Tus miradas de mentiras trasnochadas

De tu ausencia, ya no queda nada
Con ella se fugó la luz divina,
Que alumbraba aquel amor tan puro
Que una tarde borró tu mirada y tu faldía.

ELLA.

No fue más que un tropiezo en mi vida
En aquella senda que florida renaciera
Igual mi alma sonriera complacida
Ante la aurora tardía de mi vida.

Ella, pasó fugaz como la estrella
Que renace en el firmamento
Surcando cielos, rompiendo brisas
Escapando al horizonte…

Ella, fue ingrata y desleal os aseguro
Luego de anidar en mí la luz más bella
Traiciona la devoción por mí entregada
Burlándose del cariño más puro conocido.

Ella asume un destino incierto,
Su mirada que irradiaba la alegría
Se marchitó como flor en el verano.

Sé que ya no volveré a tenerla
Lejana estará en mi memoria
No volverá la ilusión sublime
De darle a su sonrisa mi alegría

LOS BARRIOS DE LEBU.

Los barrios de nuestro pueblo tienen cierta distinción
Cada uno con su sello y la gente con su acción,
¡Que viva Lebu mi pueblo lo grito con mucho ardor
pero más vivan las niñas, de estos barrios que hizo Dios!

¡Viva el minero sufrido y el osado pescador!
Con su esfuerzo de gigantes, a Lebu dieron la fama,
Ellos escribieron la historia que Don Cornelio del carbón
A ellos agradecemos esta ciudad del amor

Bajando desde el diezmo, llegamos al camarón,
Allí se divisa el puerto, nos embarga la emoción.
Cruzando por Agua Mucre a la altura de los filtros
Ya siento latir contento mi lebulense corazón.

Ya llegamos hasta el centro, hermosa Plaza mayor,
Con sus jardines floridos, del Edén imitación
Mirando de sur a norte, del chiflón al Espigón
Mi pueblo tiene su encanto que me oprime el corazón.

Vivan los hombres del mar que digan lo que se quiera
Esta gente es de honor, en el muelle y mar afuera,
Y siguiendo con mi viaje por los valles y senderos
Me voy derecho a la playa y me pierdo en el recuerdo.

Voy llegando a Boca lebu, legendario y soñador
Allí se forjó mi pueblo en la industria del carbón
Allí el viento del norte con olor a carboncillo
Acunó a los grandes hombres que a Lebu dieron su estilo.

Orillando por el río me aproxima a la Colonia
Barrio noble y muy antiguo, con un puente que es histórico
Y otro nuevo arquitectónico. El uno me vio nacer
Este otro me dará paso para volver a nacer…

Antes de cruzar el puente, doy una vuelta al junquillo
Alcanzo hasta la fortuna y converso con los chiquillos
Al puente nuevo me vine con afán de conocer
El puerto donde recalan los hombres de nuestro mar.

En un bello atardecer me detengo adormecido
Absorto quedo pensando ¡Qué paisaje más divino!
Allá el cerro del Tope, más, más abajo Boca Lebu
Cuantos recuerdos de infancia se fueron con nuestros sueños.

Atravesando el río, caudal manso y soñador
Ayer de aguas cristalinas hoy con hollín de carbón,
Ayer ruta de mil amores hoy fuente de mal olor.
Río Lebu ¿ Cuánta historia, bajaste desde Trongol?

De Lebu mi tierra hermosa sólo grandezas diré
Y gritar a los vientos ¡Pueblo de mi querer!
¡Que viva Lebu gritemos, ciudad de amistad y amor
aquí se nace cantando y se vive una ilusión.!

Hay barrios que ya no existen, añorados por doquier
En ellos vivió el minero haciendo patria a montón
Arañando las entrañas de esta tierra fecunda y libre
Para forjar este pueblo con su esfuerzo y con su audacia.

La caleta, era un barrio exclusivo del turismo
Allí pasaron sus años vecinos de vieja estirpe,
Allí bajo el embrujo del oleaje arrullador
Nacieron tantos idilios con llantos de corazón.

Así, en este pueblo hermoso la vida se hizo canción
Nacieron generaciones formando nidos de amor
Con el paso del tiempo Lebu se trasformó,
De aquellos parajes agrestes. Nació una gran población.

DIME NIÑA QUE ME AMAS

Desde aquí te estoy mirando
Niña del albo vestido,
Ojos de cielo soñado
Con una almohada de estrellas.
Dime, si acaso me quieres
Ninfa mimada y graciosa
Mandarina de los bosques
Vergel de suave sonrisa.

Desde que te ví en la plaza
Me has tenido cautivado
Preso en tus ojos tiernos
Envuelto en su azul de cielo.

Que tu boca cantarina
Panal de la miel más dulce
Me entregue suave y dormida
Su néctar rico y eterno…

Dime niña que me amas
Y yo lloraré en silencio
Y gozaré en mi dicha
Por tu tesoro tan tierno

QUE BELLO QUE VIENE EL DÍA

Que bello que viene el día
Asomando en el oriente,
El sol ya luce galante
Con su aureola reluciente…

Cantan los gallos alegres
Al recibir la alborada,
El campo es toda alegría,
Es la vida que renace…

En los campos el labriego
Junto al surco ya estará
En la ciudad el obrero
Presto a la fabrica va…

La naturaleza toda irradia
Vida y calor
Los campos llenos de flores,
Nos colman con su verdor
Llenándonos de esperanza y de un futuro de
Amor…..

CAMINANTE.

Cuando quiero me enamoro
Voy de jardín en jardín
Soy caminante del mundo
Tengo amor que repartir..

Libando la flor más bella
Voy recorriendo caminos
Me gusta brindar con versos
Y cantar a lo divino.

Quiero decirte una cosa
Y no me tiembla la voz
Por ti hasta el cielo iría
Para entregarte mi amor.

Pequeña, tú me quisiste
Fue tu amor original
Fue un tesoro inmaculado
Consumado en el altar.

De aquellos momentos gratos
Que nunca podré olvidar
Están los que tú ya sabes
En aquel verde pinar.

EN BOCA LEBU NACÍ.

De Lebu soy payador
Y lo digo sin recato
Me gusta versificar
A lo divino y humano.

Nací a orillas del mar
Me acunaron olas mil
El olor a carboncillo
Me envolvió aroma sutil.

En Boca Lebu, mi cuna
Tierra de hombres cabales
En mayo conocí
De esta vida de pesares.

Pasado el tiempo crecí
Entre la playa y océano
Fui viajando hacia el futuro
En esfuerzo me fundí.

Y ahora, en la etapa actual
Muy aspierto y soñador
He llegado a ser mayor
Enriquecido en vivencias.

La vida es la que enseña
Las disciplinas más nobles
Hacer el bién siempre cuesta
Triunfar cuesta más que perder.

De vocación enseñar
Mi derrotero seguro
Alcancé lugar seguro
Siendo un buen profesional.

Ahora al mirar atrás
Siento en el alma congoja
Pude hacer tantas cosas
Que el tiempo me fue fatal.

Enfermo hasta llorar
Llegué a estar en la cama
Como ese gran poeta nuestro
De “tarde en el hospital”.

Así me ha tratado el mundo
Tampoco escondo mis culpas
Gran parte de mis dolores
Es obra mía absoluta.

Y si todavía vivo en esta tierra bendita
Yo lo tengo que decir
Se lo debo a la mujer
Más bella que hay en el mundo.

Reconozco no haber hecho
Lo que correspondía hacer
Oportunidades tuve
Es justo reconocer.

Por eso yo te saludo
Vida hermosa, vida bella,
Caminos que el ser anduvo
Buscando realización plena.

Hasta aquí estos recuerdos
De apretadas experiencias
Sirvan de ejemplo
Pues la vida es siempre hermosa.

Anuncios