LEYENDA DEL CAMPANARIO DE LA IGLESIA DE ARAUCO

Estándar

Según me contó mi anciano padre, el campanario de la Parroquia San José guarda entre sus antiguos cimientos un secreto digno de registrar y que él nunca le contó a nadie para que no se prestara a feas ambiciones.
Por allá por el año 1925, cuando la torre-campanario de la Iglesia estaba siendo construida, hubo una pareja de jóvenes enamorados incomprendida por sus padres y que no pudieron concretar su amor. (Ellos pertenecían a familias de bien, pero con grandes rivalidades debido a sus respectivas riquezas y poderes)
Las enemistades entre esas familias, cuyos apellidos mi padre se reservó en secreto, impidió que los jóvenes se casaran y ellos, obedientes hijos, se separaron con mucho dolor y para siempre.
La última vez que se vieron, pusieron en los heridos de la torre en construcción una cajita de plata con la promesa escrita de su mutuo y eterno amor y además dejaron allí las sortijas de oro de matrimonio que el joven había mandado hacer con tanta ilusión y las arras que él había destinado para su desposorio.
El gran terremoto del 39 no afectó mayormente a la Iglesia, no así el terremoto del 60 que acabó con gran parte de la construcción… menos la torre que se mantiene hasta hoy y que es el orgullo de los araucanos.
………………………………………………………………………………………………………
Hace un par de años estuve en Arauco y visité la torre campanario bastante tarde, juro que escuché en medio del silencio nocturno, cuchicheos y dulces palabras que se decían dos voces jóvenes; como ya conocía la historia, me alejé prudente y discretamente, pensando en esta sencilla narración que hoy entrego a ustedes.
Me hace ilusión pensar que un amor verdadero y un secreto se guardan en esos cimientos… ¿ No será acaso que El Padre Creador ha querido decirnos que los verdaderos amores son eternos y que nada ni nadie los puede ni los debe separar? Juzgue usted querido lector… yo sólo soy una artesana de la palabra.
FIN

(A MI PADRE JUAN MANUEL)
MARÍA INÉS VEGA SANHUEZA

Anuncios

3 comentarios en “LEYENDA DEL CAMPANARIO DE LA IGLESIA DE ARAUCO

  1. Alma Aparicio Riquelme

    …y esta leyenda termina así. A la mañana siguiente del terremoto del 27 de febrero del 2010, cuando logramos bajar del cerro, como alas 10:30 de la mañana, en medio de una espesa oscuridad, me acerqué para ver, con mucho dolor, en lo que había terminado la torre campanario. Entre velos nubosos vi dos palomas blancas que se posaron sobre los escombros, mientras un gran Halcón descendió desde las alturas y tomando entre sus garras una pequeña caja plateada que brillaba, pese a la oscuridad reinante, comenzó a elevarse más y más y las dos palomas blancas volaron hacia el cielo junto al Halcón.
    ¡EL AMOR, EN SU ESENCIA, NUNCA SE ACABA!
    María Inés, muy hermosa y completa la leyenda. Gracias, es un gran aporte para el Patrimonio de Arauco.
    ¿Te puedes comunicar conmigo? Búscame en faceboox.

  2. María Inés Vega Sanhueza

    Ya no está la torre de la iglesia… qué nostalgia y dolor para los habitantes de esa tierra tan hermosa y amada, pero el secreto sigue allí. Tampoco está ya mi padre, pero su narración está en el inconsciente colectivo de los araucanos y eso me reconforta tras el dolor de su pérdida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s